Rescates, bandazos y otras cuestiones

Entre marzo y abril se dispara la prima y se recortan 10.000 millones de euros

Defender que no hay dinero para sostener el Estado del bienestar está claramente demostrado como falso. Se demostró en el verano de 2011 con la “reescritura” orwelliana de la Constitución y hace muy pocos días, tras conocerse el recorte de 10.000 millones de euros en Sanidad y Educación. Sí hubo dinero, eso sí, para el “rescate” de Bankia. Tal vez haya sido esta la prueba más palpable de los efectos que tiene esta reescritura de la Carta Magna. Un texto, por cierto, que hoy día, la mayor parte de la población no ha votado.

En cualquier caso, tal vez esto debería dar algunas de las claves de lo que está ocurriendo en España. En no pocas ocasiones he escuchado en los últimos meses que el Gobierno no sabe lo que hace, que da bandazos… un poco lo mismo que se le criticó en el último año a Zapatero.

No es esa la impresión que yo tengo de lo que ocurre. Todo lo contrario. Sobre este tema escribió hace bien poco Diego López Garrido y creo que no le falta mucha razón, a pesar de que matizaría algunas cuestiones.

Se trata pues, de crear un modelo social que nada tiene que ver con el que hoy (ayer, mejor dicho) conocíamos, o creíamos conocer. La universalidad de la educación y de la sanidad, eliminadas. Y punto. Quien pueda, que pague; quien no, fuera del sistema. No soy capaz de vislumbrar adónde nos conduce esta política, pero como decía Iñaki Gabilondo hace unos días, el Gobierno está haciendo una enorme campaña de marketing a la indignación y la ira en las calles. Tal vez por eso el presupuesto de los cuerpos de seguridad del estado es el que es. Es una vieja receta esa también.

Auténtica ingeniería social que expulsa del sistema a quien no puede pagar por los servicios que entre (casi) todos sostenemos. Esto, mientras las clases medias se ven cada vez más ahogadas con un paro desbocado y una economía a punto de apagar el motor. Eso sí, el mercado del lujo va a todo tren. Lógico, cuando hay rebajas fiscales, amnistías para los delincuentes económicos, cuando se fomenta el fraude fiscal (que en su mayoría cometen quienes más tienen).

Y España, en vez de apostar por entrar en la Sociedad del Conocimiento, en vez de apostar por nuevas y mejores formas de desarrollo humano y económico, se mantiene en sus trece. Así llevamos muchos años, antes y después de la dictadura, convertidos en un país de camareros y obreros de la construcción (sin el menor desprecio por unos u otros). Pero es difícil creer que este Gobierno apueste por una economía “sostenible” (concepto erróneo) y si no, solo hay que ver en qué estado se encuentra el presupuesto de I+D+i, el de Educación, etc.

Y mientras, la sociedad civil, a por uvas, pensando que esta situación es pasajera, como en otras crisis. No se mueven todos los que deberían en defensa de sus derechos. De sus vidas, porque eso es lo que defienden, sus vidas. Aunque los hay que sí lo pelean a pesar de que a estas alturas de sus vidas ya deberían haber luchado lo suficiente como para poder descansar.

En cualquier caso, la idea no es que crea que quienes nos gobiernan (ahora y antes) sean malas personas y por eso están desmontando el Estado del Bienestar, simplemente creo que su opción política les lleva a pensar que el sistema público es el demonio y lo que realmente es bueno es el movimiento de capitales, fundamentalmente de capitales)

http://www.youtube.com/watch?v=VHhzi8PvDYw

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Ficciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s