Los recursos de las familias

Hay que empezar fuerte, y los primeros 20 segundos de este vídeo hablan por sí solos. Efectivamente. Como también algunos otros datos más. El último informe de Unicef referido a la infancia en España es sobrecogedor y, sobre todo, una vergüenza para las Administraciones públicas. Que casi el 30% de los menores estén en riesgo de pobreza (pág. 10) o exclusión debería ser una cuestión que movilizara todas las capacidades del Estado. Sin embargo, lo que sucede es todo lo contrario.

Se critica a las familias el que no sepan cómo gastar su dinero, todo ese dinero que tienen y que cada día les cunde más. Cierto es que Wert afirma que puede que haya casos en los que la gente lo tenga difícil, pero no cree que sea lo normal a juzgar por el tono. No sé si se refiere a esto o esto o a todo esto. Aunque viendo de qué habla el presidente cuando habla de la urgencia de España, me extraña.

Pero seguramente el mayor de los problemas no sean las tasas universitarias en educación. Siempre se puede apretar más la tuerca y los chavales, en vez de estudiar, podrían trabajar para pagarse la carrera. Además, una idea subyacente es que hay demasiados titulados universitarios y hacen falta más de FP de Grado Medio. Tal vez lo que se intenta es una “selección natural” por vía de los ingresos. Esto nadie lo sabe, no hay información suficiente para saberlo.

Sí parecen más preocupantes otras cifras que dificultan en gran medida el acceso a la educación. La primera, por temprana, es la idea de que la Educación Infantil es meramente asistencial por lo que no parece hacer falta que haya más plazas de las existentes. De ahí la supresión del Programa Educa3.

Pero también están otras como las ayudas a comedores escolares, a material y libros, el espacio (inexistente) de las aulas de los IES contruidos para albergar a menos jóvenes de los que entrarán ahora, la desaparición en los últimos años de los mínimos conseguidos en cuanto a atención individualizada…

Con declaraciones de este estilo y otras parecidas que venimos oyendo desde hace semanas y meses parece querer darse a entender que la culpa de la situación del país es de las personas trabajadoras. Que si no tienen dinero para la educación de sus hijos es porque lo gastan en tonterías (¿En estas?); que mantener la sanidad pública es descabellado y que hay que pagar (otra vez) por ella, etc, etc. Si no recuerdo mal, desde el famoso “España va bien” de José María Aznar, pasando por el resto de Ejecutivos de Moncloa desde entonces, el juego ha consistido en hacer creer a todo el mundo que era perfectamente posible vivir como lo hacíamos, a crédito, a cualquier precio y sin atender a la situación real.

Eso sí, mientras, los sucesivos gobiernos, en vez de invertir en sectores productivos que asentaran las bases de una economía más sólida que la del ladrillo y el turismo se han dedicado a… ¿a qué se han dedicado? Yo no lo sé. A mirar para otro lado, seguramente.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo No ficciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s