La 8ª Ley de Educación

Sí, ya sé que la LOMCE es la séptima Ley de Educación que se publica en España desde la democracia. Lo sé, pero hace unos días leía un artículo de Antonio Bolívar en el periódico ESCUELA (en el que trabajo, sí) y me dio la idea para este post.

Está claro, como el agua, que esta ley de Educación se irá al cajón de las malas ideas en cuanto llegue al gobierno de la nación el principal partido de la oposición. Aunque eso, ciertamente, nadie sabe cuándo ocurrirá, no parece que la situación económica ni la social vayan en la dirección de una reelección de Mariano Rajoy como presidente.

Por eso, cuando quiera comenzar a implantarse la nueva LOMCE (ha de publicarse en el BOE tras el trámite parlamentario, para lo que quedan algunos meses todavía) llegarán las siguientes elecciones generales. (Según el propio texto del anteproyecto, se implantará el curso siguiente al año en el que se apruebe. Como se publique en 2013, hasta el curso 2014-2015 no comenzará a desarrollarse). A saber en qué situación se encuentra este país, cada día más rehén de una deuda pública desbocada y no precisamente por el gasto social del Estado, sino por el de una deuda que muchas voces califican de ilegítima.

¿Cómo va a perdurar esta ley si no se ha preguntado ni a los docentes, ni a sus sindicatos, ni a los padres, ni a la concertada, ni a la privada, ni a las comunidades autónomas? Pareciera que la tenían ya en algún cajón de FAES desde hace tiempo y simplemente la desempolvaron y la presentaron al Consejo de Ministros.

Por cierto, a día de hoy, cuando escribo esto, nadie sabe cuál de los muchos borradores de anteproyecto que circulan por la red, las redacciones y las sedes de sindicatos y patronales, es realmente el bueno. El Ministerio de Educación, en un alarde de transparencia no ha hecho público cuál es el contenido real que presentó al resto del Gobierno.

Una política que ya está haciéndose demasiado habitual. A estas alturas todavía no se ha publicado el documento Datos y Cifras del curso 2012-2013, texto que normalmente ya sería público. Tampoco se ha dado a conocer el presupuesto del Ministerio desde el Departamento de Wert (aquí, a partir de la página 253. La 256 es muy esclarecedora), a pesar de que las cifras ya son públicas. No ha habido rueda de prensa, ni se la espera.

En cualquier caso, poco queda ya por decir que no haya dicho hasta ahora sobre el contenido de este texto. A parte de la utilización digamos interesada de los datos de estudios como el Informe PISA, hace caso omiso a los datos de bajada de los índice de fracaso y abandono para poder implantar, y que parezca normal, una serie de medidas de sobra conocidas (ellas y sus resultatos): reválidas plantadas por todo el sistema educativo (y que a todas luces impedirán la promoción de muchos alumnos); la eliminación de optativas para crear un currículo común frente al “despiste” que tienen los estudiantes (ya se sabe que intentar enseñarles cosas que les interesen no tiene sentido); más materias instrumentales, que es lo que dice PISA (error o mentira, puesto que la OCDE mide la habilidades a la hora de usar los conocimientos, no los conocimientos en sí mismos); a las familias las dejamos fuera del centro educativo (a pesar de que los informes internacionales hablan de la importancia de su participación a la hora de mejorar resultados escolares); los directores ganan peso en la toma de decisiones; quienes estudian serán divididos entre los que vayan a Bachillerato o quienes acaben en FP (se eliminan los PCPI que ofrecían la posibilidad de conseguir un título de ESO); ah, y algo muy importante para mejorar las tasas de fracaso y abandono, ahora todos los contribuyentes podrán alegrarse al saber que parte de su dinero irá, quieran o no, a la concertación de centros que separan a sus alumnos en función de su sexo, fundamentalmente vinculados con la “organización” Opus Dei. ¿Alguien se imagina que en España el Gobierno autorizara la concertación de centros que separasen, de cualquiera de las maneras, a los alumnos si estos centros pertenecieran, pongamos por caso, al Partido Comunista?

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo No ficciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s